De Nuestra Granja obtenemos tres tipos de leche
pasterizada según su contenido nutricional


Leche Entera

Contiene todos los nutrientes


Leche Semidesnatada

Baja en grasas y vitaminas liposolubles


Leche Desnatada

No contiene grasa ni vitaminas liposolubles

Leche Entera
Leche Semidesnatada
Leche Desnatada

Todas han sido ordeñadas de las vacas de la Granja San Isidro que, desde hace más de cincuenta años, regentan los Monjes de la Trapa de San Isidro de Dueñas.

Una vez pasterizada y enfriada (por lo que no necesita hervirse) se ha envasado en un proceso de circuito cerrado en la propia granja para obtener un producto con la máxima garantía de calidad.

Todo el proceso de producción y distribución está sometido a las más exigentes medidas de control.
 


¿Qué es la Leche Pasterizada?


Es la leche tratada a temperatura inferior a la ebullición, del orden de los 70-75ºC durante 15 sg. Destruye gérmenes patógenos y la mayoría de las bacterias, no afectando a las cualidades de la leche. Las pérdidas vitamínicas son mínimas, conservándose en frío a 0-4ºC desde el momento de la elaboración.

 


Proceso de Pasterización Rápida


Llamada también pasterización continua o bien HTST (Height Temperature Short Time), este tratamiento consiste en aplicar a la leche una temperatura de 72 - 73ºC en un tiempo de 15 a 20 segundos.

Esta pasterización se realiza en intercambiadores de calor de placas, y el recorrido que hace la leche en el mismo es el siguiente:

La leche llega al equipo intercambinador a 4ºC aproximadamente, proveniente de un tanque regulador; en el primer tramo se calienta por regeneración.

  Intercambiador de calor
 

En esta sección de regeneración o precalentamiento, la leche cruda se calienta a 58ºC aproximadamente por medio de la leche ya pasteurizada cuya temperatura se aprovecha en esta zona de regeneración.

Al salir de la sección de regeneración, la leche pasa a través de un filtro que elimina impurezas que pueda contener, luego la leche pasa a los cambiadores de calor de la zona o área de calentamiento donde se la calienta hasta la temperatura de pasteurización, esta es 72 - 73ºC por medio de agua caliente.

Alcanzada esta temperatura la leche pasa a la sección de retención de temperatura; esta sección puede estar constituida por un tubo externo o bien un retardador incluido en el propio intercambiador; el mas común es el tubo de retención, en donde el tiempo que la leche es retenida es de 15 a 20 segundos.

A la salida de esta zona de retención, la leche pasa por una válvula de desviación; en esta válvula, si la leche no alcanza la temperatura de 72 - 73ºC, automáticamente la hace regresar al tanque regulador o de alimentación para ser luego reprocesada; pero si la leche alcanza la temperatura de 72 - 73ºC, pasa entonces a la zona de regeneración o precalentamiento, donde es enfriada por la leche cruda hasta los 18ºC.

De aquí la leche pasa a la sección de enfriamiento en donde se distinguen dos zonas: una por donde se hace circular agua fría y la otra en donde circula agua helada, para terminar de esta manera el recorrido de la leche, saliendo del intercambiador a la temperatura de 4ºC generalmente.

Desde aquí pasa a la envasadora y se almacena en una cámara frigorífica a 4ºC hasta su reparto al comercio.


Volver a Portada de La Granja